La vida de Bryan y su vuelta a casa

Es un hijo de la casa y su nombre llevaba tiempo sonando entre la afición sevillista. Su periplo fuera no ha sido tan positivo como se esperaba, aunque en el Sánchez-Pizjuán tampoco es que hayan ido sobrados de alegrías en ese tiempo. Ahora, por fin, Bryan Gil vuelve al Sevilla FC.

Bryan tuvo dos Erasmus nacionales antes de irse a vivir fuera de España. Estuvo seis meses en Leganés y, después, se fue una temporada a Eibar para probar la experiencia de vivir fuera de casa. En ambos sitios, el de Barbate brilló con luz propia. Desborde, regate, calidad, velocidad… todo sumado a una incipiente juventud que hacía presagiar un futuro más que brillante.

Lopetegui no le dio tanta bola como él esperaba, así que acabó marchándose dejando un lucrativo traspaso de 25 millones de euros en las arcas sevillistas, además de la llegada de Erik Lamela. Sin duda, jugada de 10 para el Sevilla.

La Premier no era su sitio

Decir que Bryan Gil disputó 20 partidos en sus primeros seis meses en Inglaterra parece un dato interesante, pero la cifra de minutos es más reveladora. Con nueve titularidades y once suplencias, el gaditano tuvo algo más de protagonismo con las rotaciones coperas y en la Conference League. En Premier, apenas 85 minutos repartidos en nueve minutos.

Bryan no acabó de aclimatarse al fútbol inglés, pese a contar con grandes regateadores. El primer tramo de la temporada no le ha visto brillar en cuanto a minutos, aunque Antonio Conte le venía demostrando más confianza en las últimas semanas. Aun así, el beatle de Barbate nunca ha sido la opción preferencial en el Tottenham Hotspurs Stadium.

Valencia como redención

Justo hace un año, Bryan salió cedido al Valencia en busca de minutos. En media temporada, el extremo disfrutó de 12 titularidades en 17 partidos y jugó 250 minutos más que en la primera mitad en Inglaterra. Llegó con Bordalás y lo heredó Gattuso, aunque siempre tuvo peso dentro del equipo ché.

Su retorno a España fue como una brisa de aire fresco después de seis difíciles meses en Inglaterra. Su juego fue el primero en notarlo. Tanto gustó el canterano sevillista en Mestalla que Gattuso lo quería de vuelta en septiembre, pero la escasez de repuestos en el Tottenham le obligó a quedarse en Londres.

El Sevilla, a remontar con Bryan

La ausencia de Bryan en el último año y medio ha coincidido con la etapa más difícil del Sevilla en los últimos años. Pese a un buen inicio de campaña 21/22, el equipo se cayó durante la segunda mitad de temporada y acabó penando para entrar en Champions League.

El súmmum llegó en la 22/23 con la despedida de Lopetegui y el retorno de Sampaoli para revertir la situación. Esperando llegadas en invierno, Bryan suena a revulsivo para salir de la zona baja de la clasificación de LaLiga Santander. El de Barbate, además, solo tiene 21 años y ocupará ficha del filial. Sus caminos se juntan en el momento justo, ¿qué puede salir mal?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *