Los clubes de la Primera Federación elegirán entre dos modelos de control económico

El camino de la Primera Federación se endereza hacia el de un control económico. Los clubes, después de la reunión de este martes en la sede de la RFEF en Las Rozas, han coincidido en la necesidad de implantar un modelo que mire con lupa las cuentas para asegurar la igualdad y competitividad de la categoría.

Según ha desvelado en su cuenta de Twitter Ángel García, de Cazurreando, los clubes de la Primera Federación deben elegir entre dos modelos de gestión económica con semejanzas y radicales diferencias.

El modelo A, por un lado, no cuenta con un control de ‘fair play’ financiero muy estricto. En este caso, se continuaría con la normativa actual, donde los clubes deben auditar sus cuentas de la pasada temporada. Los derechos audiovisuales seguirán vendiéndose de manera conjunta -al igual que en el modelo B- pero se permitirá a los clubes aportar ideas e iniciativas.

La principal novedad es que este modelo elimina las ayudas con cargo a fondos de la Federación a los clubes de la categoría. De esta forma se ajustaría «a la práctica que se sigue en la mayor parte de las Federaciones europeas de fútbol», cita el documento.

Control económico y ayudas

El modelo B propuesto «sólo se aplicará si recibe el respaldo unánime de todos los participantes«. De esta manera, «si un solo club vota en contra, se aplicará el Modelo A».

En este modelo se mantienen las ayudas federativas, además de los diferentes ingresos televisivos y comerciales. En total, esta cantidad «representará un valor mínimo equivalente al de esta temporada«.

Las grandes novedades vienen en el apartado del control económico. La RFEF, «de acuerdo con las reglas UEFA», diseñará un sistema con licencia para competir. Para conseguirla, los clubes deberán cumplir «una serie de obligaciones formales y materiales» establecidas por los órganos federativos. De esta forma, se pretende «garantizar la viabilidad de los clubes y de la competición«. Principalmente, como se extrajo de la reunión del martes, consistiría en presentar los presupuestos antes de iniciarse la temporada.

También se crearía una Comisión de clubes que negociaría el convenio colectivo con los sindicatos de futbolistas. Además, se comprometen las entidades a no ejercer «acciones conjuntas con otros clubes de la misma categoría para la comercialización de cualquier tipo de activo del club».

Los clubes tienen hasta el 27 de enero para votar por correo electrónico la decisión tomada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *