Crónica Algeciras – Badajoz: Fútbol champán sin recompensa

El Algeciras CF jugó como nunca pero sufrió para marcar como siempre. Un juego impoluto que no se tradujo en muchas ocasiones claras y un tramo final sufriendo para empatar.

Los primeros minutos fueron más de ida y vuelta con leves acercamientos que no se concretaron por ninguno de los bandos, aunque el Algeciras fue tomando el control de la bola y acabó por dominar el juego con el beneplácito del Badajoz.

El equipo de Salmerón no peleó la pelota. Confiados y tranquilos, dejaron hacer al cuadro de Ania, que se hizo amo y señor de la posesión durante la primera mitad. Aunque los albirrojos mostraron sus virtudes, también salieron a relucir sus defectos elevados a la máxima potencia.

Con un alto porcentaje de tiempo con la pelota en las botas de un jugador local, el Algeciras fue incapaz de rematar con claridad y, hasta cierto punto, Kike Royo tuvo poco trabajo. Parecía que el equipo quería meter sí o sí la pelota hasta el área pequeño siguiendo un plan parecido al de la España de Luis Enrique, aunque con un desenlace parecido al del Mundial.

David Martín tuvo en sus pies un par de buenas ocasiones, pero le faltó decisión al extremo algecirista que no se decidía a rematar de primeras. Algo semejante le pasó a la pareja atacante, con un tibio Álvaro Romero y un Roni que buscó más el regate que la definición en varias ocasiones.

Al Algeciras se le veía cómodo en todo momento, moviendo la pelota a placer pero sin ese ‘punch’ que se necesita para marcar goles. La más clara se la quitó Royo casi de los pies a Ferni cuando, tras una contra, Roni metió un balón excelente al área que el canterano del Atlético de Madrid no consiguió tocar.

Como si de un cliché se tratase, cuando más dominaba sin marcar el Algeciras, llegó el gol del Badajoz. Adilson de marchó hacia el área de Flere y Admonio le barrió con cometiendo un penalti tan claro como innecesario. Santamaría puso su firma desde los once metros.

Gol y expulsiones

El gol visitante hizo que volviesen las dudas. Tanto es así que el Badajoz casi pone el 0-2 a la vuelta de vestuarios. Santamaría en el área regateó a Flere y solo la defensa pudo sacarla casi en boca de gol. La posesión dejó de ser tan clara a favor del Algeciras, si bien los de Ania siguieron con más pelota que los rivales.

Las dos mejores (únicas) ocasiones del Algeciras llegaron en un margen de 13 minutos. En la primera, Tomás demostró que tiene un pie con muchísima calidad para ponerle un pase por alto a Álvaro Romero que fusiló a Royo, aunque el guardameta detuvo el disparo.

En la siguiente ocasión llegó el esperado empate. Ferni, el mejor de los locales, sacó la escuadra y el cartabón y colocó una pelota perfecta al área que el recién entrado Siddiki remató de cabeza con todo. Por fin el esperado gol.

Minutos después llegó la expulsión del exalgecirista Jesús Alfaro. El sevillano dio una patada fuera de lugar a Iván Turrillo y se tuvo que ir a vestuarios antes de tiempo. El Algeciras quiso aprovecharlo pero en el 83′, Albarrán vio la segunda amarilla dejando un 10 contra 10.

Empate que sabe a poco al Algeciras y que parece «justo» al Badajoz. El equipo queda 14º con dos puntos más que el descenso. Todo esto se suma a las lesiones de Roni y David Martín, pendientes de evolución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *