Crónica Cádiz – Mallorca: Ya era hora

Por fin. Por fin el Cádiz gana un partido con relativa comodidad. Le ha costado 19 jornadas al equipo de Sergio González pero la actuación hoy del equipo en el Nuevo Mirandilla ha sido auténticamente soberbia para, provisionalmente, salir del descenso.

El Cádiz CF comenzó el partido siendo pura intensidad. Los bermellones no tuvieron ocasiones hasta bien entrada la primera mitad. Su defensa se vio superada por los atacantes cadistas que se acercaban constantemente a las dependencias de Rajkovic.

Tanto fue así que Theo Bongonda puso el 1-0 en el minuto 10. Recuperación en el centro del campo y balón para un Álvaro Negredo que derrochó veteranía para quedarse solo y servirle el balón al congoleño para que adelantase a los suyos haciendo justicia a su inicio de encuentro.

El propio Bongonda tuvo la más clara en un lío defensivo del Mallorca. Rajkovic salió del área y no consiguió controlar con la cabeza un balón alto que el congoleño recibió pero mandó a la grada intentando salvar al guardameta.

En el tramo final de los primeros 45 minutos, una mano de Valjent en el área bermellona fue, previa revisión del VAR, el primer penalti a favor de la temporada para el Cádiz. Para tal cita, el capitán Álex Fernández asumió la responsabilidad y su flecha engañó a Rajkovic para extender a 2-0 la ventaja.

Los visitantes apenas tuvieron ocasiones, salvando un saque de falta rápido al borde del descanso. Maffeo remató en el área y Ledesma despejó tras tocar en el Pacha Espino.

Segunda mitad calmada para el Cádiz

El debut de Escalante al descanso buscaba un mayor equilibrio para contener a los visitantes. No obstante, los cambios de Javier Aguirre permitieron al Mallorca volver al partido. Empezaron a llegar los acercamientos y las ocasiones, como un remate certero de Muriqi que Ledesma desvió con un paradón antes de que el árbitro lo anulara por fuera de juego.

Los pupilos del vasco llevaron el control de la segunda mitad, aunque con la sensación de que en todo momento les fallaba el último pase. La defensa del Cádiz aguantaba bien los envites, aunque se alejaba de la portería de Rajkovic.

Kadewere tuvo la más clara para los visitantes, pero su disparo al centro fue un caramelo para Jeremías Ledesma, que la interceptó sin mayores problemas. Un seguro el uruguayo bajo el sol de un frío sábado en la tacita de plata.

Victoria que sirve al Cádiz para salir de manera provisional de la zona roja de LaLiga Santander. Un partido en el que inspirarse para comenzar a construir una segunda mitad de temporada mucho mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *