Crónica Sevilla – Elche: El día que el Pizjuán volvió a disfrutar

Si una persona se hubiese metido en una cueva en 2021 y hubiese salido en la tarde de este domingo, la única diferencia que apreciaría entre el Sevilla del segundo año de Lopetegui y el de Sampaoli sería que en vez de Koundé juega Badé. Del resto, nada le hubiese sorprendido. Ese ha sido el equipo que hoy ha barrido al Elche del Pizjuán.

De acuerdo, hablamos del colista de LaLiga Santander, un equipo que aún no sabe lo que es ganar esta temporada. Aunque eso no debe servir de excusa para desmerecer el partidazo que ha realizado hoy el Sevilla FC ante su gente. Todos han mostrado su mejor versión y cualquiera diría que este equipo lucha más por Europa que por salvarse.

En-Nesyri se enfundó el disfraz de Luis Fabiano y decidió sorprender a todos. A la media hora de partido, el marroquí remató de cabeza un centro perfecto de Marcos Acuña para delirio de la grada del Sánchez-Pizjuán.

Cuando ya se acercaba el descanso, el Elche se quedó con 10 por una polémica decisión del VAR. Todo parecía ponerse a favor. Minutos después, Óliver disparó a portería y el rebote lo enganchó Acuña como si se tratase de una de las temidas faltas de Roberto Carlos. Édgar no tuvo tiempo ni de ver a dónde iba el balón.

Pero aquí no se acaba la historia, porque Suso se enfundó las botas de seda. El gaditano tomó la pelota y puso con música un balón a En-Nesyri que remató como el mítico delantero brasileño del Sevilla. El delirio se adueñó de la afición sevillista.

El Elche, impotente

La segunda mitad no fue tan explosiva en lo goleador, si bien el Sevilla supo contemporizar y dominar el encuentro. No llegaron más goles, pero ocasiones hubo para ello. El retornado Lucas Ocampos, uno de los más activos, intentó una espectacular chilena que poco faltó para que se materializara.

El Elche se vio impotente con uno menos ante un Sevilla tan superior y apenas tuvo acercamientos a los dominios de Yassine Bono. Los cambios de Machín no consiguieron darle la vuelta al partido y Sampaoli vio desde el palco cómo los suyos salían vitoreados.

Con este resultado, el Sevilla consigue ampliar su margen con el descenso y todo parece ser alegría. Todo menos la lesión de Jesús Navas, que se fue sustituido en la primera mitad coreado por el respetable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *