Sevilla FC: en busca del paso definitivo

Los hispalenses esperan seguir su tendencia positiva y conseguir, por fin, luchar por el título

Por tercera temporada consecutiva, el Sevilla Fútbol Club va a disputar la máxima competición europea, la UEFA Champions League, después de dos cursos en los que se ha visto a, quizás, su mejor versión liguera, estando en la pelea por el título hasta en dos ocasiones.

La temporada 21/22, aunque selló la clasificación a Liga de Campeones, terminó con sabor agridulce. Pese a llegar a ir líderes y a haber estado durante toda la primera vuelta mirando de tú a tú al Real Madrid, el Sevilla acabó pasando apuros y cerrando el pase a Europa en la jornada 37 de LaLiga, mostrando un juego cada vez menos fluido y lejos de lo que empezó siendo. Además, la pronta caída en Champions y, después, en Europa League, supo a poco a los aficionados.

Ahora, el equipo de Julen Lopetegui ha cerrado un ciclo con las salidas de Koundé y Diego Carlos, que se habían mantenido en el equipo ya que la dirección deportiva quiso hacer el esfuerzo y exprimir al máximo este bloque. No se ha producido ninguna revolución, pero piezas importantes han cambiado y ahora el técnico vasco quiere llevar al Sevilla a dar un paso más y demostrar que puede luchar por todo.

Adiós a la pareja icónica

Jules Koundé y Diego Carlos. Diego Carlos y Jules Koundé. El francés y el brasileño se han asentado como, probablemente, la pareja de centrales más icónica del Sánchez-Pizjuán desde tiempos de Pablo Alfaro y Javi Navarro, aunque con un nivel de efectividad mayor si cabe.

Koundé era un fichaje marca de la casa de Monchi. Central joven, de solo 20 años, francés y proveniente de la liga gala. No obstante, su proyección hablaba mucho de él y el club lo supo ver, invirtiendo 35 millones de euros en su compra. Diego Carlos, por su parte, ya más maduro, llegó el mismo verano de 2019 por 15M€. Ahora, entre ambos han dejado más de 80 millones de euros.

La salida de los dos iconos de la defensa sevillista son, probablemente, las únicas de peso de un bloque que mantiene una línea continuista. Augustinsson y de Jong también han dejado el club, así como Martial al terminar su cesión. No obstante, son dos salidas difíciles de paliar para cualquier equipo.

Llegó la magia malagueña

En el capítulo de entradas, pese a que la de Marcão fue una operación que se curtió durante días y que mantuvo la atención de los sevillistas, ha dejado de ser la más notable del mercado en Nervión. El brasileño tiene la difícil tarea de suplir a Diego Carlos, el perfil al que más se aproxima, aunque parece una operación calcada por precio y edad a la de su compatriota. No obstante, desde Málaga lo han eclipsado.

Isco ha revolucionado el mercado en el Pizjuán. Su posible llegada venía anunciada casi desde que abandonó el Real Madrid, aunque se hablaba de que el Betis podría querer hacerse con sus servicios también. No obstante, el Sevilla anduvo más rápido o con más ganas y contrató al talento malagueño. Sus últimos años de blanco no fueron los ideales, pero parece claro que si Lopetegui lo rodea bien y le da confianza y recursos futbolísticos, podemos estar ante un nuevo Banega.

A falta de más de medio mes de mercado, Álex Telles es la última incorporación del Sevilla en defensa. Lateral brasileño salido del fútbol portugués, llega cedido al Sevilla en busca de las oportunidades que no iba a tener en el Manchester United. Llega para disputar el puesto a Acuña, elevando el nivel de la banda izquierda sustituyendo a Augustinsson.

Continuidad con modificaciones

Lopetegui tendrá un bloque parecido que no le obligará a modificar el dibujo salvo que lo estime oportuno. Marcão entra al puesto de central a falta de un nuevo compañero y Telles al lateral izquierdo. La principal incógnita es Isco, quien debería ocupar el puesto de Rakitic o Jordán, según considere JLo. No obstante, se espera que el otro volante y los hombres de banda le den apoyo cuando juegue para poder así tener mayor incidencia en el juego ofensivo.

Salvo que haya salidas, no se esperan muchos cambios en el ataque, aunque sí que se sigue buscando, al menos, un central titular que ocupe el puesto que deja Koundé. Aunque empiece el fútbol, el mercado no descansa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *