Rui Silva y Bono, los guardianes de la portería

Los porteros de Betis y Sevilla son actores clave en sus equipos

Se acerca el momento, un año más, de ‘el Gran Derbi’, el momento en que una ciudad dividida entre el verde y el rojo se une para disfrutar de uno de los partidos más especiales de la temporada en LaLiga Santander. Real Betis y Sevilla FC vuelven a cruzarse.

Como con todo derbi sevillano, la tensión va creciendo en los días previos. Este año la situación es muy diferente a la vivida en otros momentos, con un Sevilla en horas bajas y un Betis que disfruta más que nunca. Unos en puestos de descenso y otros de Champions League, pero a 90 minutos todo puede pasar.

Como en cualquier partido de alta rivalidad, todos los detalles se mirarán al milímetro y, ahí, hay dos actores principales a los que se juzgará con lupa. Rui Silva y Yassine Bono vienen siendo los protagonistas de las porterías de ambos equipos.

Rui Silva, en la cresta de la ola

Línea por línea, es difícil encontrar jugadores en la alineación del Real Betis que no estén en un estado de forma excelso. Borja Iglesias, Sergio Canales o Álex Moreno son solo algunos de los más destacados. Aun así, en la portería hay un candado con sello portugués.

Tras cuatro temporadas en el Granada CF, el Betis incorporó al luso para competir con Claudio Bravo y ambos dieron un gran rendimiento. Pero Rui Silva está demostrando su gran nivel esta temporada y atrae todos los elogios muy merecidamente, aunque no está claro quién se podrá bajo palos el domingo.

Para comenzar, el Betis es el tercer equipo menos goleado de las cinco grandes ligas con solo ocho tantos, los mismos que Villarreal o PSG. En la competición doméstica, el guardameta está en la zona más destacada en varias métricas. Es el tercer portero con más porterías a cero, cinco (45,5%). Además, es el tercer arquero menos goleados de la competición con más de 10 partidos jugados con ocho goles.

Su incidencia en el juego es innegable. No en vano, es el sexto portero con los saques de portería más largos, 44,8 metros de media. También destaca en paradas, ya que detiene el 80,5% de los tiros que recibe, siendo el cuarto mejor de LaLiga.

En un plano más general, según la estadística avanzada, Rui Silva destaca a todos los niveles. Según datos de FBREF, Silva es el tercer portero de LaLiga con mayor diferencia entre los goles esperados -dato que mide la calidad de las ocasiones recibidas- y los recibidos, con un diferencial a su favor de 3,2. Es decir, ha encajado 3,2 goles menos de lo que debería. Un dato increíble.

El luso también resalta en varios aspectos en las cinco principales ligas en el último año natural. Está en el percentil 81 de menos goles en contra por partido, con 1,03. De igual forma, se sitúa en entre el mejor 15% de porteros en cuanto a diferencia entre goles encajados y esperados, con +0,13. Asimismo, está en el percentil 95 de mayor porcentaje de porterías a cero con la friolera del 45,2%, casi la mitad de los partidos.

Contexto difícil para Bono

Desde que pisó por primera vez Sevilla FC, Yassine Bono ha sido uno de los jugadores más notables del club de Nervión. Su agilidad felina bajo palos ha sido uno de los grandes pilares del entonces equipo de Julen Lopetegui. No obstante, los últimos tiempos le han complicado más destacar por el contexto en que se encuentra su equipo.

Con el Sevilla en horas bajas, Bono no consigue alcanzar los números que le erigieron como uno de los mejores porteros de LaLiga. Aun así, el marroquí sigue siendo parte importante del proyecto desde el arco. Con todo en contra y sin estar en su mejor momento deportivo, todos mirarán con atención su actuación.

Repasando sus estadísticas y entendiéndolas dentro de la difícil temporada de su equipo, podríamos decir que son unos números notables. En los 10 partidos disputados -se ha perdido los dos últimos por lesión-, Bono ha conseguido una única portería a cero, contra el Mallorca. La fragilidad defensiva del Sevilla le ha complicado mejor este dato.

Es el noveno portero con más goles encajados esta temporada con 16 y el undécimo con saques más largos de portería, con 42,3 metros de media. El dato más esperanzador es el porcentaje de paradas, que se sitúa en el 68,9%. Su dato dista del 80,5% de Rui Silva, pero sigue mostrando que está un poco por encima del resultado general del Sevilla.

Volviendo a la estadística avanzada de FBREF, Bono también tiene un diferencial positivo de goles esperados. El marroquí ha encajado un gol menos de los debidos, siendo el séptimo mejor dato de LaLiga. En el contexto de las cinco mejores ligas, el mal 2022 del Sevilla le ha lastrado en datos. Está en el percentil 69 de porteros con mejor diferencial de goles esperados, con ‘solo’ +0,04.

En cuanto a los goles en contra, otro dato importante, está por encima de la media, pero no en el grupo cabecero. Bono está en el percentil 59 de porteros con menos goles encajados por partido, con 1,25.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *